Esta pensión puede reclamarse por los beneficiarios del pensionado o del afiliado cotizante al régimen de pensiones que fallezca habiendo aportado como mínimo 50 semanas (1 año) dentro de los últimos tres años anteriores a la fecha de fallecimiento.

Si la persona que fallece ya estaba pensionada por vejez, el monto de la pensión de sobrevivientes será del 100% del monto de lo que estaba recibiendo.

Si la persona que fallece aún se encontraba realizando aportes de pensión, el monto de la pensión de sobrevivientes será del 45% del ingreso base de cotización (salario promedio cotizado en los últimos 10 años), incrementando el 2% por cada 50 semanas adicionales a las 500 primeras, sin que exceda del 75% del ingreso base de cotización.

Los beneficiarios para reclamar una pensión de sobrevivientes son los siguientes:

  1. El cónyuge o compañero(a) permanente con mínimo cinco (5) años de convivencia antes de la fecha de fallecimiento.
  2. Los hijos menores de 18 años sin ningún requisito adicional.
  3. Los hijos mayores de 18 años y menores de 25 años que se encuentren incapacitados para trabajar por razón de sus estudios y que en el momento de la muerte del afiliado o pensionado dependan económicamente de éste.c. Los hijos inválidos con dependencia económica del fallecido.
  4. Los padres, si dependían económicamente del causante, cuando no haya hijos ni cónyuge.
  5. Los hermanos inválidos que dependían económicamente del pensionado o afiliado. La incapacidad debe ser establecida antes de la fecha de fallecimiento ( Ley 100 de Diciembre 23 1993 modificada por la Ley 797 de Enero 29 de 2003)